La Universidad de Valencia reúne su historia y perfila su presente en la muestra múltiple ‘Cinc Segles i un dia’. La muestra exhibe un cuadro de Vicente López procedente del Museo del Prado

FERRAN BONO – – 11/02/

Una gran exposición, en consonancia con su propósito de recorrer más de 500 años de historia, ocupa desde ayer las estancias de la antigua sede de la Universidad de Valencia (la Nau), buena parte del nuevo edificio de investigación del Jardí Botànic, y las salas temporales del Museo Nacional de Cerámica. Son los tres escenarios de una cita culminante en la celebración del quinto centenario de la fundación de la universidad valenciana. Arte y artilugios, cuadrantes y sexantes, manuscritos y libros, legajos y pancartas, retratos y fotografías, cuadros y esculturas, piezas anatómicas y fichas policiales de estudiante antifranquistas…, hasta 600 piezas se han reunido con voluntad didáctica en la exhibición del patrimonio de la Universidad de Valencia, patrocinada por Bancaixa. Más de un centenar de prestadores privados e institucionales han colaborado en la consecución de la muestra.

Es el fruto del ambicioso programa Thesaurus, de catalogación, conservación y exhibición de todo el material universitario. “Junto a un recorrido histórico, la muestra no puede olvidar la reciente evolución de la Universidad, caracterizada por el proceso de expansión y democratización”, señaló ayer el rector, Pedro Ruiz. No se trata de un ejercicio de “autosatisfacción”, ni de propaganda, sino de explicar qué ha sido y es la Universidad, sus “etapas esplendorosas y decadentes”, comentó el comisario, .

La exposición de la calle de la Nave está dividida en seis grandes bloques cronológicos y tres temáticos. La bula papal de Alejandro VI, de 1502, en la que respondía a la petición de los Jurats de Valencia, inicia el recorrido sugerido que concluye en el apartado sobre la vida cotidiana de la institución hoy en día. Entre la serie diacrónica se intercalan la sala de códices, que muestra una selección de los valiosos manuscritos, otra que refleja, muy gráficamente, cómo los campus de la Universidad han modelado la ciudad, y una tercera que da el contrapunto audiovisual sobre la percepción que la sociedad y los universitarios tienen de la institución.

Cuando la muestra se adentra en el siglo XX adopta un carácter “más evocativo que descriptivo”, explicó el comisario. Y ciertamente las secciones Entre dos dictaduras y Democracia sí, dictadura no accionan de inmediato el resorte de la memoria. Decadencia y reforma ilustrada y La universidad liberal completan el recorrido cronológico comprendido entre 1499 Una universidad para una ciudad y I un dia.

El Museo Nacional de Cerámica, ubicado en el Palacio del Marqués de Dos Aguas, acoge el apartado titulado Medicina y sociedad en Valencia: la transformación al siglo XX. En él se repasa el proceso de transformación en las condiciones de vida de la población valenciana, cuando el médico adquiere un gran protagonismo en la lucha contra las enfermedades. Las primeras radiografías y otros muchos objetos que dan cuenta de la incipiente cultura sanitaria se exhiben en este museo del Ministerio de Cultura.

Del huerto de Simples al Jardín Botánico es el nombre de la muestra del edificio de investigación del primer jardín universitario de España. En ella se repasa la evolución de la botánica como disciplina científica, desde la creación del Botánico en 1567 como huerto de simples, en estrecho contacto con los estudios médicos, hasta la reestructuración como centro de conservación de la biodiversidad vegetal. Aquí se exhibe el Platicage Generalis, un manuscrito procedente de Padua, que recuerda la obra de Juan Plaza y la difusión en Europa de la botánica valenciana del Renacimiento. Una prueba del esplendor cosmopolita de la Universidad en el siglo XVI.

Otra obra singular, propiedad del Museo del Prado, se exhibe por primera vez en la sede de la Nau de la exposición . Es el gran lienzo de Vicente López (en la imagen de la primera página de EL PAÍS Comunidad Valenciana) que se mandó pintar a propósito de la visita a Carlos IV a la Universidad de Valencia.

En el completo catálogo editado se refleja el trabajo realizado por los decenas de profesores que han intervenido en la organización de esta gran exposición. Rafael Ramírez, Pedro Feduchi y Daniel García Andújar se han encargado del impactante montaje.

Share

Drop a comment

Your email address will not be published.