propuestas artísticas para una renovación de las prácticas sociales

Arte y Activismo en la Red:
propuestas artísticas para una renovación de las prácticas sociales

El mundo de la Informática y de las Telecomunicaciones mueve la Bolsa, la economía y las finanzas, pero también el Arte y la Cultura. Para algunos artistas la Red representa un nuevo espacio de libertad de expresión ycomunicación horizontal y participativa. Para otros, es el brazo ejecutivo del nuevo poder totalitario de las economías emergentes.

Cinevideo20

Para algunos, Internet es un tablón de anuncios de obras, exposiciones y subastas de pin-tura, escultura o fotografía. Para otros, la Red representa un nuevo espacio público de creación y experimentación virtual que tiene muy poco que ver con las artes plásticas tradicionales. De hecho, las nuevas propuestas de estos últimos abarcan desde singulares animaciones o diseños de salvapantallas, hasta la construcción de complejas arquitecturas interactivas de navegación y comunicación on-line. Un singular ejemplo de estas nuevas arquitecturas relacionales nos lo ofrece el proyecto Alzado Vectorial, galardonado con el pri-mer premio en la categoría de arte interactivo, en la pasada edición del Prix Ars Electrónica. Se trata de un ambicioso montaje realizado por el artista mexicano/canadiense Rafael Lozano Hemmer, en la Plaza del Zócalo de Méjico D.F., con motivo de la celebración del fin de año 1999/2000. La obra consistía en la instalación de dieciocho cañones de luz robotizados alrededor de la histórica plaza, mientras la Red albergaba un modelo virtual del mismo lugar. Sobre este modelo, los usuarios de Internet podían diseñar su propio domo geodésico, predeterminando la posición de los haces de luz. Un ordenador central recogía estos datos y los transmitía a los cañones luminosos que se movían al son de las instrucciones y ejecutaban sucesivamente cada una de las propuestas. Todo ello generaba una peculiar coreo-grafía luminosa, visible en un radio de 20 kilómetros a la redonda. Un numeroso equipo de técnicos y programadores orquestaron esta singular sinfonía lumínica y polifónica, que conectaba la plaza con la red y el público local con el público . A lo largo de los diez días que duraba el evento, cerca de 700.000 internautas visitaron y participaron de un modo u otro en la propuesta de Alzado Vectorial. Sus intervenciones y experiencias han sido recopiladas enun gran banco de datos, todavía accesible en la Red (www.alzadovectorial.com).

Escala global Uno de los aspectos que distingue a losactuales artistas de la Red de sus antecesoresactivistas del arte es el hecho de concebir lasacciones a escala global para incidir en ámbi-tos locales. Las estrategias de resistencia civilen defensa del movimiento zapatista on-line de Ricardo Domínguez; las cartografías vir-¡tuales de los flujos urbanos de Knowbotic Research (www.io.khm.de); las instalacionestelerobóticas de Ken Goldberg (www.ieor.ber-keley.edu/goldberg./art/), las esculturas vivas de material transgénico de Eduardo Kacconforman otros tantos ejemplos y experien-cias de cómo convertir la Red en un espacioabierto, dinámico, operativo y evolutivo.Otros proyectos artísticos específicamenteconcebidos para la Red cuestionan y evidencian la fragilidad del sistema, sus paradojas eincongruencias. Sus obras se basan en lastácticas empresariales del márketing y el merchandising para alertar, subvertir y, en algunos casos concretos, incluso sabotearobjetivos comerciales, políticos e institucio-nales. En una irónica y sagaz declaración deprincipios, ®TMark afirma que “así como lascorporaciones son entera y únicamentemáquinas de incrementar la opulencia de susaccionistas (a menudo, en detrimento de lacultura y de la vida), ®TMark es una máquinapara mejorar la cultura y la vida de sus accionistas (normalmente, en detrimento de las opulencias)”. Por su parte, el grupo artístico Etoy(www.etoy.org), internacionalmente conocido por la victoria jurídica contra su homóni-mo – una conocida marca de juguetes norte-americanos en la Red -, invita a participar ensus acciones a través de una singular fórmu-la de accionariado, sustituyendo el antiguomodelo de coleccionismo de arte, por el de laparticipación activa en emociones y valorescontraculturales en los proyectos artísticos on-line.

Asimismo, el artista valenciano Daniel Andújar (www.irational.org/tttp) está destacando en el ámbito internacional con su participación en numerosas exposiciones de en Alemania, Holanda y Estados Unidos. Su proyecto acaba de obtener el primer premio en la convocatoria internacional de la de Berlin(www.transmediale.de), entre más de 270 propuestas. Experimento colectivo Todo ello pone de manifiesto que el net art es parte de un gran experimento colectivo cuyocampo de acción y reflexión abarca desde losmicromundos nanométricos de la bioingenie-ría genética (ver Génesis de Eduardo Kac en www.ekac.org/transgenic), hasta las macro-estructuras de las nuevas dinámicas globa-les, tal y como sugieren las obras de Rafael Lozano Hemmer, Daniel Andújar o AntoniMuntadas, entre otros. Este último es uno delos artistas pioneros e innovadores en elámbito del arte electrónico nacional e inter-nacional. Su primer proyecto Fileroom(www.fileroom.org), de 1994, se concebíacomo un gran banco de datos que invitaba arecoger y exponer todo tipo de relatos y tes-timonios vinculados a la censura política,social o cultural. El segundo proyecto, titula-¡do On-translation (www.on-translation.org) consistía en la traducción de unas simplesfrases realizadas por profesionales de diver-sas partes del mundo. En su conjunto, las nuevas corrientes artís-ticas siguen encarnando la defensa de estasubjetividad de la diferencia, de lo atípico, dela utopía, ya que, según Félix Guattari, “ la subjetividad desaparece en los valores vacíosdel beneficio y del poder (1)

Para la refundación de las prácticas sociales,Felix Guattari, originalmente publicado en LeMonde Diplomatique, Oct.1992, y traducido en http://aleph-arts.org/epm/practicas.html

Share

Drop a comment

Your email address will not be published.