Gil Scott-Heron, contra el cierre del Centre del Carme

La leyenda de la música negra se suma a artistas y galeristas en favor del museo en un foro de Internet

EL PAÍS – Valencia – 03/02/2002

‘The world is a ghetto. Stop speculation. (El mundo es un gueto. Basta de especulación)’. Con este drástico recado ilustra su rechazo al cierre del Gil Scott-Heron en la página web de debate sobre la política cultural valenciana () abierta recientemente por el artista Daniel G. Andújar. El músico, poeta y activista de Chicago, comprometido con las reivindicaciones de la población negra, añade así a su lista de causas el cierre de este emblemático museo, que será reabierto con contenidos y objetivos muy distintos. Con la firma de esta leyenda de la cultura negra norteamericana (con un legado discográfico repleto de temas clásicos, como The bottle o The revolution will not be televised) sube el tono de la protesta por esta decisión de la Consejería de Educación y Cultura.

Las dos salas del Centre del Carme, pertenecientes hasta ahora al , dejarán de exhibir el arte contemporáneo más experimental para, a partir de marzo de 2003 albergar la segunda fase del Museo del Siglo XIX, cuya sede definitiva será el antiguo Convento del Carmen. Esta medida está vinculada a la ampliación del , que ocupará toda la manzana sobre la que se asienta e integrará toda su obra en una única sede. Sin embargo, esta medida ha provocado un ácido debate en los sectores artísticos y culturales porque el pierde la singularidad que le confería el Convento del Carmen, el arte experimental diluye su identidad en el museo y esa parte del Barri del Carme se queda sin el único símbolo de contemporaneidad artística.

Tras colgar su protesta en la red, el artista Daniel G. Andújar ha recibido apoyos muy significativos. Su lamento ha encontrado eco en unos doscientos internautas, entre ellos algunos significativos artistas, como el fotógrafo Joan Fontcuberta, quien considera que el cierre de estas salas ‘es un signo de mediocridad política’. O la del artista Antoni Muntadas, quien expuso su obra en estas salas en 1992. Muntadas también ha lamentado la desaparición de un espacio del que destaca su especificidad y posibilidades para la creación contemporánea.
Creciente coro

A este coro también se ha unido la figura quizá de mayor impacto en el panorama plástico en Portugal, Juliao Sarmento, quien en 1994 mostró su obra en el Centre del Carme. O Joao Louro, quien demostrara una cierta habilidad plástica con las señales indicadoras de autopista y carretera en la exposición La pensée et l’erreur, exhibida el año pasado en la Fundació Joan Miró de Barcelona. Incluso el escritor Agustín García Calvo, quien en su mensaje apuesta por ‘seguir usando el barrio y no montar nuevas infraestructuras teniendo hermosos y nobles caserones dentro de la ciudad civilizada’.

En ese mismo sentido se posiciona la Asociació de Artistes Visuals de Cataluña, que agrupa a 845 creadores catalanes, considera que el cierre del Centre del Carme ‘es un grave atentado contra el tejido cultural’ e insta a la Generalitat valenciana a rectificar su decisión. También la Asociacion Galega de Artistas Visuais, a través de su presidenta, M. Quintana Martelo, se muestra contraria a esta medida, lo mismo que la comisaria catalana Rosa Pera y una de las comisarias del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Esther Regueira, quien consigna que el Centre del Carme ha sido ‘un espacio de referencia envidiado por personas de otras áreas geográficas’. El crítico de arte Agustín Pérez Rubio lamenta asimismo el cierre de uno de los centros ‘por los que ha sido conocida en el mundo entero’. Lo mismo que el artista mallorquín Ángel Pascual Rodrigo o el editor Mauricio d’Ors.

Pero sobre todo, son varios los galeristas valencianos que se sienten dolidos con esta medida. Así, para José Ignacio Agrait, de la Galería Punto, ‘simplemente sería un gran error’. Pep Benlloch, de Visor, considera que se trata de ‘un paso más en el uso exagerado de la utilización de la cultura para captar votos’. Y Tomás March, de la galería del mismo nombre, quien además de pedir que se mantenga abierto el Centre del Carme exige que se retome el modelo inicial de dirección del museo.

Share

Drop a comment

Your email address will not be published.