Arco 2003 saca del gueto al ‘net.art’

Numerosas galerías exponen también vídeos y fotografías con técnicas digitales

R. BOSCO / S. CALDANA 13/02/2003
El País

Por primera vez después de cinco años, , la feria de arte contemporáneo más importante de España, no tiene una sección reservada al arte electrónico. Ha muerto el Net.space@. Viva el . La desaparición del reducto es precisamente un indicador de la buena salud del arte electrónico. “La situación se va normalizando y, como antes el vídeo y la fotografía, también el tuvo un espacio reservado para que pudiera darse a conocer tanto al público como a las galerías. Éstas ya han empezado a incorporar artistas digitales y nuestro papel ha cambiado: seguimos dando al sector una atención específica desde el ámbito teórico, pero consideramos que el expositivo ya está atendido”, afirma Rosina Gómez Baeza, directora de , refiriéndose al Foro de Expertos de Arte Contemporáneo, que este año dedica una atención especial y numerosos debates a la evolución del arte en relación con los nuevos medios tecnológicos e informáticos.

Por lo que se refiere al sector expositivo, resulta realmente espectacular el número de galerías que exponen vídeos y fotografías realizadas con técnicas digitales.

El arte electrónico, sin embargo, tiene en Arco (que permanece abierto hasta el martes 18) sus dificultades logísticas y comerciales. Pocas galerías exhiben arte con recursos tecnológicos, interactivos y virtuales, ya que implican problemas evidentes como la dificultad de instalación y sobre todo de que el comprador tenga la absoluta seguridad de una propiedad digital.

La necesidad de muchos ciberartistas de encontrar una salida económica para su obra da lugar a híbridos. Es el caso de Carlo Zanni, que expone en la Galería Analix Forever de Ginebra, Landscape/Thumbnail, una serie de pinturas al óleo realizadas a mano con el auxilio de máscaras vinílicas programadas con software vectoriales, que reproducen iconos de archivos informáticos de fotografías de famosos. Hay ordenadores en la galería Ellen de Brujine, con Website for pop-song, de Begoña Muñoz, y en la madrileña Aele, con Stop the war, de Marisa González.

En ámbito instalativo Pilar Parra presenta unas esculturas sonoras y luminosas de José Antonio Orts, que captan la luz y la presencia del público y las convierten en música.

En su programa Complex Projects, Myriam Solar reúne galerías con obras que surgen de la influencia tecnológica y científica sobre la naturaleza. Entre éstas destaca la galería holandesa Mirta DeMare Art con The World 1:1, un proyecto web del argentino Gustavo Romano; y sala japonesa Mizuma Art con Canon on the table, una instalación de Kaoru Motomiya que aborda la alimentación en la sociedad actual.

Por lo que se refiere a la presencia institucional, destaca la galería de la Fundación Telefónica de Arte y Tecnología, donde se presentan los ganadores de la primera y última edición de Vida, el premio de creación artística con técnicas de vida artificial que se convoca desde hace cuatro años.

Se trata de Erwin Driessens & Maria Verstappen con Tickle Salon, un salón de masajes interactivos donde dos minirrobots, mientras acarician un cuerpo, van construyendo su modelo tridimensional, y Bill Vorn con Máquina (Pre)Histérica, un espectacular robot de cuerpo esférico y brazos tentaculares, dotado de un sistema de detección que reacciona imprevisiblemente a la presencia del público.

En la parada del Museo de la Universidad de Alicante, Roc Pares y Daniel García Andújar presentan , “un sistema de primeros auxilios para artistas”, que será gestionado por la Unión de Asociaciones de Artistas Visuales.

Con motivo de la presencia de Suiza como país invitado en la edición 2003 de Arco y en el ámbito del programa de eventos paralelos, el Centro Cultural Conde Duque presenta MediaSpace Suiza, una muestra que explora las dimensiones geográficas y arquitectónicas del espacio mediático en el arte electrónico suizo actual.

La selección realizada por Karin Ohlenschläger, directora del MediaLab , incluye vídeo, CD-ROM, net.art y tres instalaciones interactivas que conducen al espectador a través de un amplio panorama virtual y heterogéneo.

Entre las propuestas más innovadoras destacan: la Suiza idealizada por el imaginario colectivo que se puede visitar en el Hotel Vue des Alpes, un proyecto de net.art de Monika Studer y Christoph van den Berg; las cartografías reales e imaginarias generadas por las narrativas urbanas híbridas de las obras de net.art de GRRRR y las arquitecturas digitales e interactivas de Kai Strehlke, que ofrece una singular experiencia inmersiva en un espacio, cuyas formas y volúmenes se transforman con la participación del público.

Share

Drop a comment

Your email address will not be published.