Hablando de turismo

La cultura del ladrillo

La Fundación Tàpies propone un análisis crítico de la industria de sol, playa y cultura con instalaciones y vídeos

CATALINA SERRA – Barcelona – 16/05/2004
El País

Dos vídeos que se alternan en un monitor. Uno, I can’t get no satisfaction (2002), del creador canario Eduardo Díaz, superpone la letra de la típica postal de un joven turista a sus padres explicando las bellezas volcánicas de Tenerife con las imágenes de la realidad de borracheras, vómitos y gamberrismo que está viviendo realmente. Otro, Hay que gastar dinero (2003, de la alemana Angelika Levi, muestra cómo las trabajadoras de un chiringuinto de playa de Sant Pere Pescador se reparten el escaso bote del final de una dura temporada mientras una voz en off explica sus condiciones de trabajo y cómo a una de ellas, que se llevaba mal con el dueño, le entregan su parte en monedas de céntimo.

Dos caras del turismo de las muchas que pueden verse en la exposición . La derrota de la disensión, que hasta el 29 de agosto puede verse en la Fundación Tàpies de . La exposición se enmarca en el programa del Fórum, pero por su temática y objetivo plantea una crítica abierta al evento en cuanto supone la puntilla al proceso de “turistización” de . “La exposición es una excusa para hablar, por ejemplo, de la desaparición del espacio público y del proceso de transformación del ciudadano en turista y, por tanto, en consumidor”, indica , comisaria de la exposición junto a y .

No es, en todo caso, una exposición de masas. La visita requiere tiempo y un esfuerzo por parte del espectador dada la gran cantidad de material audiovisual que se exhibe. Pero vale la pena. Se han producido 10 obras especialmente para esta exposición que se complementa con un libro-catálogo que se editará en junio, ciclos de cine, conferencias, y varios itinerarios, uno de ellos por la Barcelona anarquista a cargo del colectivo Turismo Táctico. La exposición ocupa dos plantas de la fundación y en su montaje se han utilizado ladrillos de obra en una metáfora evidente de la relación entre turismo y construcción. De ello habla, en la planta baja, la instalación del sevillano Daniel G. Andújar que reproduce, distorsionadas, conversaciones de supuestos encargados de pagar fraudulentas comisiones ilegales de constructores a responsables del municipio de Torrevieja. Se titula y se acompaña de fotografías de obras en construcción.

El malagueño Rogelio López Cuenca presenta una instalación sobre Nerja, ciudad que, explica, ha mimetizado en su paisaje real los escenarios ficticios de la serie Verano azul que la hizo famosa. En la escalera, se presenta el fragmento de un filme realizado en 1967 por el sueco Vilgot Sjöman en el que preguntaba a los turistas suecos que regresaban de sus vacaciones en España su opinión sobre la dictadura de Franco. “No hablo de política durante mis vacaciones”, le contesta uno. La exposición incluye la obra de 24 artistas entre los que también figuran Igor Aranberri, Yto Barrada, Javier Camarassa, Marcos Jaén, Daniel Miracle, Ramon Parramon, Enric Carreras, Lisl Ponger, Néstor Almendros -del que se presenta el filme Gente en la playa, de 1961-, Dan Graham, José Val del Omar, Rachel Reupke, Nick Stewart, Joan Olivé y el colectivo italiano Multiplicity.

Share

Drop a comment

Your email address will not be published.