Conclusiones personales en relación a las Jornadas sobre Trabajo y Cultura

A petición de los asistentes:

Conclusiones personales sobre las Jornadas ¿Para quien trabamos? Intleectual y precariedad laboral. Realizadas el dia 5 y 6 de noviembre en la UPC y organizadas opr la FCIM y la .

Mi deseo sería que fuerais vosotros quien opinarais sobre todo lo acontecido para mejorar propuestas futuras y corregir errores .

Las opiniones que seguidamente escribiré espero que sean leídas como personales y subjetivas. No son oficiales ya que para ello el director de la Fundación de Investigaciones Marxistas Sr. Navascués en la clausura de las Jornadas ya hizo el análisis institucional.

Lo primero que quiero es agradecer a todos la asistencia y la participación en las Jornadas, tanto a los asistentes, ponentes contra-ponentes y colaboradores.

Para hacer una valoración hay que saber primero cuales eran los objetivos específicos de las Jornadas que se realizaron en la UPC de Barcelona y los generales de todo el proyecto que de momento sigue en marcha:

Como bien sabéis el programa tiene razón de ser si lo entendemos como un todo interdependiente.

El resultado objetivo a día de hoy es;

-1eras Jornadas en la UCM + Jornadas en la UPC = (24 ponencias + 8 contraponencias.+ 20 horas de video grabadas).

El siguiente paso a dar es:

-La publicación de un manual que recoja ponencias y textos para poder desarrollar talleres y constituir grupos de trabajo donde sean pertinentes y si podemos la edición de las grabaciones ( sin animo de lucro, solo como material didáctico)..

La valoración tanto de las Jornadas de ;Madrid como las de Barcelona es muy parecida:

Por la calidad de los ponentes como de los contra-ponentes así como de las intervenciones de los asistentes estoy muy satisfecho, la gente que decidió asistir lo hizo bajo el compromiso de la critica y el deseo de aportar con sus discursos y experiencias una visión propia de la situación en la que nos encontramos entorno al trabajador intelectual y la precariedad laboral así como la responsabilidad que hipotéticamente deberíamos mantener con o en “la sociedad”.

Debo reconocer que las jornadas estaban pensadas para 4 públicos distintos:

-Mesa A: tanto por horario, tema y ponentes estaba pensado para dar un marco general al resto de mesas y enfocado a estudiantes de filosofía, sociología, historia y filologías varias.. No tenemos que olvidar que tanto J:M Ripalada, como M. Riera, J. Sempere y J. Dauder tienen trayectorias sumamente interesantes y comprometidas como para que el profesorado universitario conocedor de la propuesta invitara a sus alumnos a asistir. No es habitual que personas de su importancia hablen tan claramente de su compromiso personal con l critica y la sociedad.

.Mesa Bà La segunda mesa estaba especialmente concebida para que estudiantes de Ciencias políticas, Pedagogía y posibles colectivos de profesorado universitario que descontentos con su actual situación contractual pudieran enriquecer el debate entorno a la utopía, la universidad, la militancia política y sus perversiones.

No hay que olvidar que la mesa estaba constituida el Rector de la UPC que se caracteriza por tener un destacado historial de lucha sindical, Víctor Ríos ( ex-portavoz de IU en la época de Julio Anguíta), Jaume Botey y Antoni Lucchetti especialistas en política internacional y activos militantes de los movimientos alter-globalización.

Las mesas del sábado como corresponde a la sección de la FIM de la que formo parte deseaba aproximarse al caso concreto a la figura del “trabajador cultural”, por ello como no podía ser de otra manera se invitaron a aquellos que creíamos que podían discutir con propiedad del tema y todavía más importante solucionarlo de alguna manera. Es decir:

-Mesa C: AAVC, un representante de CCOO ( en Madrid participó la CGT) , Xavié Marcé como director de Instituto de Industrias Culturales de la Generalitat y Francisco Gil (responsable del gies-FIM). Entiendo que esta mesa pudo resultar poco divertida para aquellos que no están acostumbrados a las cifras y gráficos. Personalmente creo que una de las maneras que podríamos mejorar nuestras condiciones laborales sería si la Universidad o centro educatovo nos facilitara una mínima formación en economía de mercado del mercado cultural, relaciones laborales..etc,. Seguro que nuestra actividad artística-mercantil nos resultaría mucho más gratificante y nuestra indefensión ante la explotación que sufrimos mucho menor.

-Mesa D: constituida íntegramente por “trabajadores culturales” que desde su actividad cotidiana están comprometidos y padecen dicha precariedad. Desde la experiencia directa en todos los casos ( Berta Suereda, Rogelio, Ivan de la Nuez y Daniel García Andujar) nos hablaron sinceramente y desvelaron dinámicas internas del sistema que considero merecieron el esfuerzo.

Creo que la mayoría de los objetivos de las Jornadas se cumplieron y posiblemente los asistentes no fueron conscientes de la frenética actividad que se desarrolló entre bambalinas, las negociaciones que se llevaron a cabo, los temas que se abordaron y los puentes que se crearon.

Para ser sincero creo que uno de los fracasos fue el poco poder de convocatoria que tuvimos ( 1ª Mesa à 17 asistentes, 2ª Mesa à 23 asistentes, 3º Mesa à24 asistentes, 4ª Mesa 43 asistentes) la mayoría conocidos, amigos Hicimos la máxima difusión ( paginas Web, trípticos por correo, en Universidades, contactos con medios de comunicación, mailing privado..etc) pero como suele ser habitual no obtuvimos la respuesta deseada.

También debo decir que como en todo debate a veces se sube el tono de manera involuntaria, se crean situaciones incomodas para todos y se dicen cosas que se piensan pero no se formulan correctamente. Salvo algun comentario desafortunado creo que en todo momento hubo un comportamiento limpio y sin maldad.

No podremos valorar definitivamente las Jornadas hasta que no salga a la calle la publicación y sepamos si tanto esfuerzo por parte de todos tiene los resultados esperados.

De momento pienso que debemos reflexionar sobre el formato utilizado en esta ocasión y concluir si tanto el desembolso económico ( ninguno de los ponentes cobro) como el esfuerzo humano ha obtenido los resultados esperados y si quizá deberíamos diseñar otro tipo de actividades que resulten más efectivas.

Bueno, esperando que esta rápida reflexión pueda interesarle a quien la ha demandado me despido cordialmente de todos agradeciendo nuevamente la colaboración desinteresada tanto de los ponentes, asistentes, moderadores y contra-poenntes.

Un saludo y hasta la proxima

Iñaki Vazquez Alvarez gies-FIM

Share

Drop a comment

Your email address will not be published.