Respuesta al Macba. Exposición Desacuerdos.

Technologies To The People

Estimados amigos

En primer lugar queremos agradecer con sinceridad la invitación a participar en la exposición Desacuerdos. Sobre arte políticas y esfera pública en el Estado español, por la oportunidad que con ello se nos brinda de dar visibilidad a uno de nuestros proyectos, desde unas instituciones tan reconocidas.

El pasado 30 de Noviembre de 2001, al tiempo que se inauguraba la exposición “The Power of Security” en la galería Visor de , nacía e-.org como un proyecto más de Technologies To The People. En un primer momento, se planteaba como plataforma crítica ante el desarrollo y resultados de la 1ª edición de la Bienal de las Artes de , pero rápidamente irrumpió en el panorama político-cultural de la Comunidad Valenciana como un foro de opinión, debate, crítica y contra-crítica. Desde un principio el portal de discusión adquirió cierta relevancia al hacerse eco de polémicas locales relevantes en el mundo de la cultura y el patrimonio cultural valenciano: Cierre del IVAM-Centre del Carme; disputa con la resolución del Teatre Romà de Sagunt; desmontaje de los restos del Palacio del Embajador Vich; las cuentas extra deficitarias del complejo temático de la Ciutat de les Arts i les Ciències; el MuvIM como un museo fantasma sin contenido; ampliaciones de museos sin presupuestos asignados; Cabanyal; etc Colectivos y particulares relacionados de forma diversa con la cultura y con la defensa del patrimonio están aprovechando el potencial de esta herramienta, basada en tácticas de retroalimentación con la prensa escrita y en una cuidada combinación del anonimato con la identificación responsable, para ejercer desde allí funciones críticas —esas que la Crítica especializada casi nunca ejerce— y activistas en relación con las políticas culturales del ámbito local.

Pero además, y principalmente, ha sido la plataforma mediática y la herramienta que ha utilizado Ciutadans per una Cultura Democràtica i Participativa para dar visualidad a sus reivindicaciones, anuncios y movilizaciones hasta tal punto que entendemos que ambas plataformas tienen un largo recorrido que entendemos corre de forma paralela siendo muy difícil desvincular ahora mismo una cosa de la otra, respetando siempre sus singularidades e independencias respectivas.

e-valencia.org es un portal de discusión sobre política cultural valenciana abierto al debate, la difusión y la discusión en el espacio público de la red donde los usuarios son los encargados de generar los contenidos. Ya no se trata de informaciones ni de simulaciones predispuestas por un autor concreto, sino de la creación de una plataforma, entendida como un espacio cooperativo, que permite compartir información entre los ciudadanos. Entendemos que el proyecto ha resultado polémico por el uso que determinados visitantes han ejercido de su derecho a la libertad amparándose en el anonimato de sus comentarios (garantizado por la plataforma). Pero precisamente estos proyectos versan sobre los límites de las libertades y de cómo puede nuestra sociedad autorregularse formalmente en un contexto tan específico como el que se he creado para e-valencia (así como para otros proyectos similares creados en los últimos años e-barcelona, e-manifesta, e-arco, e-saopaulo, e-seoul, e-sevilla.org, etc), aprovechando y haciendo uso de las nuevas tecnologías de información y comunicación.

En un contexto político como el que atravesamos creemos prioritario preservar los pequeños espacios de libertad y debemos de entender e-valencia en un contexto muy específico dentro de la práctica artística. Desgraciadamente, e-valencia también puede llegar a poner en evidencia, amplificar podríamos decir, lo peor de nuestra sociedad: prejuicios, estereotipos, tópicos, fobias y filias de todo tipo. Pero de la misma forma puede enseñarnos que podemos crear herramientas y espacios de colaboración y transformación. Una base de datos ingente que nos permita analizar y, lo que puede ser más importante, participar en nuestro contexto cultural con herramientas efectivas que diluyan métodos de jerarquización y encorsetamientos sociales perfectamente prescindibles en el desarrollo de acciones y discursos.

Llegados a este punto, no termino de entender el alcance de la invitación a participar en el proyecto de . Por un lado se puede deducir perfectamente que e-valencia es un proyecto absolutamente público, que se proyecta desde un espacio público como Internet y que por lo tanto no necesitaría de permiso alguno por nuestra parte para acceder al mismo (de hecho, por algunos comentarios aparecidos en esta y otras plataformas similares se puede fácilmente deducir que e-vlc o e-bcn están ya instalados en las plataformas internas de algunos museos como el Ivam o el Macba).
También es razonable pensar que su descontextualización per se puede dar lugar a equívocos y malas interpretaciones. Otra cosa sería analizar el modelo o servir de correa de transmisión para examinar, estudiar u observar todo el conjunto de elementos que forman parte del mismo, como ya hemos hecho en otras ocasiones en universidades, espacios de arte contemporáneo, talleres o museos. Aparte quedarían por abordar pormenores puramente formales como el hecho paradójico de hacer pagar al conjunto de personas que acudan al espacio expositivo por visitar una página que ya está implementada en un espacio público como es Internet (aunque entendemos que no están allí sólo por esto). Sería como mover un proyecto público desde la plaza pública al espacio acotado del museo para, y desde ese momento, pagar por su contemplación. En otras ocasiones se ha podido crear un contexto específico en el que este tipo de formalizaciones se explicaran de modo apropiado, transferencia del espacio público al espacio expositivo, re-localización de elementos para su análisis o difusión, migración o interpretación de entorno, etc.

Estas y otras reflexiones entorno a la ubicación y el contexto de este tipo de prácticas artísticas están permanentemente presentes para todos nosotros y en continua discusión. En este sentido lamentamos la falta de una comunicación directa que nos transmita el sentido y los pormenores del proyecto Desacuerdos en su fase expositiva, lo que hubiera contado, como es habitual, con nuestra colaboración y entrega al dialogo e intercambio de ideas, tal y como pasó durante toda la fase investigadora.

No obstante entendemos que se nos brinda una oportunidad única de dar visibilidad a nuestros proyectos por lo que entendemos que de persistir el interés por el proyecto debemos establecer un mayor nivel de diálogo y colaboración en el que puedan quedar atendidos los diferentes puntos de vista e intereses que permitan la recepción del proyecto. En estos momentos estamos trabajando en una colaboración con la Württembergischer Kunstverein de Sttutgart que está analizando precisamente este mismo proyecto (junto a los de Dan y Lia Perjovschi CAA Center for Art Análisis; Kuda Novi Sad; Babak Afrassiabi / Nasrin Tabatabai, Pages Magazine; Arab Image Foundation …), por lo que nos sería relativamente fácil encontrar elementos de consenso y colaboración al estar estas reflexiones tan presentes actualmente.

Sin más y agradeciendo otra vez y en cualquier caso vuestra invitación

Technologies To The People
Daniel G. Andújar

Share

Drop a comment

Your email address will not be published.