Daniel García Andújar y Technologies To The People

Desacuerdos. Caso de estudio: E-valencia y Tecnologías para la gente, caso de estudio realizado por Esther Regueira.

Daniel García Andújar inicia su trayectoria como artista a mitad de los años ochenta con la realización de vídeos y proyectos de intervención en contextos públicos. Desde que comienza a trabajar, entiende el espacio público no solamente como un emplazamiento físico sino como una construcción social, cultural e ideológica. Desde sus primeros trabajos se centra en el mundo de los media, en las relaciones de poder, en el uso y abuso de la tecnología, y en los sistemas de vigilancia y control.
Partiendo de la convicción de que las nuevas tecnologías de la comunicación están transformando nuestra experiencia cotidiana, García Andújar cuestiona los límites de la información legal y el libre acceso a la tecnología desde una concepción completamente social de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación.


En 1996 conoce a Heath Bunting, fundador de irational.org un sistema internacional que desarrolla información “irracional”, servicios y productos destinados a los “desplazados”. Irational.org apoya a artistas independientes y organizaciones que desarrollan una labor crítica en relación a la “sociedad de la información”. Según David Casacuberta, irational fue de los primeros espacios del mundo digital que se dio cuenta del potencial de internet como espacio para compartir información, e hizo suyo el famoso adagio hacker “la información quiere ser libre”. Irational se ha caracterizado por la realización de acción más directa frente a artivismos mas intelectualizados, acción que siempre requiere la complicidad de los demás que colaboran, abriendo también las puertas a un acercamiento más colectivo de la acción política en formato artístico.
Meses más tarde a su encuentro, García Andújar y Heath Bunting comienzan a colaborar al hospedar en irational.org el proyecto Technologies To The People.

En su trabajo, García Andújar cuestiona, mediante la ironía y la utilización de estrategias de presentación de las nuevas tecnologías de la comunicación, la creencia de que el uso de las tecnologías nos llevará a un mundo –el de la sociedad de la información- más igualitario, más seguro, más cómodo y mejor para todos. García Andújar entra en contacto con los recursos informáticos y con sus posibilidades interactivas, y desde 1996 ha desarrollado el proyecto (TTTP), un proyecto a partir del cual genera otros muchos, tanto en la red como en soportes físicos (exposiciones, instalaciones, CD-ROM).
Technologies To The People (TTTP) es una empresa de ficción que cuestiona la (naif) creencia de que las nuevas tecnologías sentarán las bases de un mundo mas justo y democrático. Una empresa (sin ánimo de lucro) que destaca por el mecenazgo privado y que trabaja a partir de las contradicciones ocultas del sistema. TTTP centra su actividad en la oferta de una gama de productos simbólicos destinados al uso del pueblo, la realización de campañas de alfabetización digital de masas, y en la esponsorización de plataformas participativas de información en red como .
Desde que hace menos de diez años internet llegara al gran público ha revolucionado esferas completas de la vida política, social, económica, cultural, etc. pero esta transformación beneficia sobre todo a los países/personas “más avanzados” y agrava lo que se ha llamado “fractura digital”, la brecha que separa a los bien provistos de tecnologías de la información de los que no las poseen, que son muchos más. El 19 % de los habitantes de la tierra representa el 91% de los usuarios de Internet.
TTTP está pensado para dirigirse a esos desprovistos. En un folleto de lanzamiento de uno de sus productos, el Street Access Machine, podemos leer “TTTP se dirige a las personas del llamado Tercer Mundo, así como a los ‘sin techo’, a los huérfanos, desterrados o desempleados, a los grupos marginales, fugitivos, inmigrantes, alcohólicos, drogadictos, a los que sufren discapacidades mentales y a todas las restantes categorías de ‘indeseables’, a todos aquellos desprovistos de vínculos sociales e incapaces de encontrar un lugar seguro para vivir, a todos los que se ven obligados a mendigar para poder sobrevivir. TTTP se ha creado para aquellos a quienes se les niega el acceso a la nueva sociedad de la información y a las nuevas tecnologías, a todos los que viven en los confines de nuevas y extrañas fronteras, TTTP quiere facilitar el acceso a la sociedad de la información”.
TTTP ofrece una gama de productos como The Body Research Machine (1997), una máquina que escanea las estructuras genéticas del cuerpo humano y que procesa esta información en forma de base de datos, o la Street Access Machine una máquina –a modo de cajero automático que admite todos las tarjetas de crédito- pensada para donar dinero a los necesitados y así terminar con la mendicidad. Los indigentes podrán retirar el importe de un cajero automático utilizando su Recovery Card, otro producto de TTTPÒ, introduciendo su código secreto.
El último producto es el x-devian, un sistema operativo de fácil instalación en cualquier ordenador, que permite al usuario trabajar con el software libre Linux.


Street Access Machine, TTTP Lo que bajo mi punto de vista diferencia a TTTPÒ de otras “empresas” creadas dentro del marco de las prácticas artísticas –en los último años podemos pensar en varias como ®™ark, o etoy– , es la esponsorización de una herramienta de participación informativa y comunicacional en red como es e-valencia.org.
e-valencia.org es un proyecto que piensa globalmente y actúa localmente, es decir, que contempla internet casi como una red local.
Este es precisamente el aspecto que lo acerca a otro tipo de actuaciones artísticas como por ejemplo, el proyecto KarlsKrona del colectivo Superflex , consistente en la creación de copia digital de la ciudad de KarlsKrona para que los ciudadanos participaran en la redefinición de las funciones y los usos de la ciudad.www.e-valencia.org es un proyecto de arte en red que, bajo el patrocinio de TTTPÒ, se presenta en noviembre 2001 en la exposición The Power of Security en el contexto de una galería de arte convencional, la galería Visor de Valencia. La página está estructurada básicamente en una sección de noticias de actualización diaria y un archivo o base de datos sobre noticias culturales de la comunidad valenciana.
e-valencia.org nace como un portal alojado en el servidor de la Universidad de Alicante (MUA), está desarrollada a partir de software libre (libertad de los usuarios a utilizar, cambiar y mejorar el software, difundirlo y distribuir con las modificaciones realizadas), es de libre acceso, y se retroalimenta con la participación de los usuarios.
e-valencia.org funciona como portal de participación ciudadana, dedicado a las políticas culturales institucionales, a las urbanísticas y sociales. Como hemos mencionado, es una plataforma que hace uso de un instrumento de comunicación global para crear una red local.
Uno de los aspectos que me ha parecido más interesante en el desarrollo de este estudio es observar como, a medida que la actividad de la página aumentaba (existía en Valencia un caldo de cultivo favorable por la crispación de ciertos sectores ante la gestión cultural, urbanística, medioambiental, patrimonial, etc. desarrollada en los último años), e-valencia.org operaba no sólo como foro abierto de opiniones (críticas argumentadas en la mayoría de los casos o cercanas al chascarrillo en otros), sino como una plataforma o herramienta que ha sido utilizada para organizar la resistencia ciudadana, por ejemplo, contra el cierre del Centre del Carme (cierre del Centre del Carme perteneciente al IVAM en cuyas salas se han celebrado numerosas exposiciones y proyectos de artistas contemporáneos, para la futura conversión de estas salas en un museo del siglo XIX), contra el II Encuentro Mundial de las Artes (dirigido por José Vidal Beneyto, es un encuentro con carácter bianual que depende de la Fundación de la Comunidad Valenciana Consejo Mundial de las Artes) y contra la Bienal de Valencia (un proyecto de la Generalitat Valenciana, dirigida por Luigi Settembrini, que se encamina ya a su tercera edición).
En este sentido, podríamos decir que e-valencia.org ha sido de alguna manera un espacio dinamizador de actitudes de resistencia (de algún modo una plataforma visitada y participada por otros colectivos de resistencia ciudadana) y un lugar de encuentro generador de empatías que ha desembocado, por ejemplo, en la creación de colectivos como examics de l’IVAM, que con el tiempo daría origen a Ciutadans per una Cultura Democrática i Participativa, un colectivo de ciudadanos interesados en el arte y la cultura convencidos de la necesidad de responder, desde el debate público a la instrumentalización que el poder está haciendo de la cultura.
Ciutadans per una Cultura Democrática i Participativa está integrado en una plataforma de asociaciones cívicas y ciudadanas denominada 1+1+1, en la que participan otros muchos colectivos de resistencia ciudadana o asociaciones vecinales como Guerra Mítica (un colectivo que surge en la Facultad de Bellas Artes de San Carlos), Per l’horta, (en contra de los contenedores y de los intereses industriales y empresariales que amenazan ciegamente de muerte la huerta valenciana), Terra Crítica, Salvem el Cabanyal (Asociación cívica que reclama la conservación y restauración de lo que fue el barrio marinero de Valencia, el Cabanyal), etc.
1+1+1 es todo un rizoma de flexible tejido social, como lo define Mestre (unas 5000 personas reclamando participación ciudadana en temas de territorio o patrimonio). Ha sido una apuesta encomiable digna de apoyo, si bien, los propósitos eran de continuar estableciendo nexos de colaboración reuniones, etc. en la actualidad parece que la plataforma está un tanto parada en cuanto a actividad por motivos tan comunes como que cada cual tiene otras (muchas) ocupaciones personales. Pero la intención es continuar con 1+1+1.


Icono alusivo a la censura en e-valencia.org

E-valencia.org permanece alojada en el servidor de la MUA hasta octubre de 2003, momento en el que, en unas condiciones poco claras y motivos no muy especificados, es desconectada del servidor de la Universidad de Alicante (teniendo en cuenta que era una propuesta en activo que en esos momentos contaba con 750.000 visitas aproximadamente). El 18 de octubre de 2003 e-valencia.org comunica vía mail el cierre de su página.
Ocho semanas después del cierre e-valencia.org es realojada en un servidor en Londres contando con la esponsorización de la Fundación Arte y Derecho y de VEGAP (el proyecto, que hasta ese momento era patrocinado por TTTP pero realmente autofinanciado por García Andújar, recibe por primera vez una ayuda económica). E-valencia.org envía un e-mail comunicando su vuelta a la actividad encabezado con la siguiente frase:
“e-valencia.org abre desde el exilio. Nos han cerrado pero no nos han callado”.
Podemos consultar en e-valencia.org tanto el manifesto del cierre de la página donde entre otras cosas se decía que “se ha denunciado que este cierre de e-valencia.org se produjo tras las enormes presiones ejercidas por la Generalitat Valenciana y por la dirección del IVAM”, como la queja de D. Antonio Marín Segovia, Presidente Cercle Obert de Benicalap, presentada a la Universidad, o la respuesta de la Universidad de Alicante ante la denuncia contra el cierre del portal.

Share

Drop a comment

Your email address will not be published.