e-valencia y los movimientos sociales en Valencia

Desacuerdos. Caso de estudio: E-valencia y Tecnologías para la gente, caso de estudio realizado por Esther Regueira.

1+1+1, plataforma cívica en la que participan otros muchos colectivos de resistencia ciudadana, asociaciones vecinales, organizaciones ecologistas, etc.
Entre otras: Iniciativa Per l’Horta, Salvem el Cabanyal, Salvem el Botanic, Abusos Urbanísticos No, Ecologistas en Acción, Tren sí AVE no, etc.
Tuvieron un encuentro en febrero 2003 para hacer realidad el lema “Democracia participativa ya, no sin nosotros”; y realizaron bajo ese lema una manifestación en contra de la política urbanística del PP y a favor de un urbanismo más participativo.

La Plataforma Salvem El Cabanyal es un movimiento cívico que nace el año 1998 en respuesta al proyecto del Ayuntamiento de de prolongar la Avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar.
El Cabanyal es un antiguo pueblo marinero próximo a la ciudad de Valencia, a la cual fue anexionada el año 1897. Su estructura reproduce la trama original de largas calles paralelas al mar, e incluso las actuales viviendas se corresponden con las dimensiones de las barracas primitivas. Las barracas (cabañas), que dieron nombre al pueblo, han sido sustituidas des de finales del siglo XIX por modestas casas, aún conservadas, de un modernismo popular peculiar. Eso hace de El Cabanyal uno de los ejemplos mejor conservados de barrio pescador mediterráneo. Por estas características, la Generalitat Valenciana lo declaró Bien de Interés Cultural el año 1993.
El año 1998, el Ayuntamiento de Valencia propuso un Plan Especial de Reforma Interior (PERI) de El Cabanyal que incluía la prolongación de la Avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar. El Plan suponía la división perpendicular del barrio por la mitad y la destrucción de 1.651 viviendas. En definitiva, la desaparición del barrio como unidad urbanística, arquitectónica y social.
La Plataforma Salvem El Cabanyal se constituyó el 1998 para la defensa de los propietarios afectados por la amenaza de destrucción de sus casas; destrucción no justificada por ningún interés social superior, sino asentada en objetivos especuladores. No fue, pero, la defensa legítima de una propiedad privada lo único que movió desde el principio a los miembros de la Plataforma. Uno de los objetivos de la Plataforma Salvem El Cabanyal ha sido reclamar la conservación y restauración de lo que fue el barrio marinero de Valencia. No aceptamos un progreso, palabra con la que se intenta justificar la Administración, basado en la destrucción; un progreso desde un punto cero que nos llevaría a un futuro de individualismo. Defendemos, por el contrario, un progreso que tiene su base en el pasado como patrimonio común de todo un pueblo. El pasado, lejos de estériles nostalgias, es aquello que compartimos con nuestros padres, con nuestros hijos, con nuestros vecinos. Aquello que nos hace unos. Aquello que nos hace pueblo.
Es un colectivo que está a favor de la rehabilitación sin que esta conlleve la destrucción, partidarios de una arquitectura sostenible y por la conservación del patrimonio.
Entre sus múltiples actividades, desde 1998 han venido celebrando Cabanyal, Portes Obertes, artistas exponen sus obras en viviendas y exteriores del barrio.
Una de las características principales de Portes Obertes es que las intervenciones realizadas por los artistas se exponen en las calles del barrio y en las casas de los vecinos, que abren sus puertas al publico todos los fines de semana durante el mes que dura esta manifestación. Este año, en su VII edición, Portes Obertes nos muestra la excelente obra del fotógrafo Agustín Centelles.
www.cabanyal.com

Ciudatans per una Cultura Democrática i Participativa es un colectivo de ciudadanos interesados en el arte y la cultura convencidos de la necesidad de responder, desde el debate público a la instrumentalización que el poder está haciendo de la cultura (ver documentación complementaría).
per una cultura Democràtica i Participativa somos una Asociación cultural sin ánimo de lucro, cuyo principal interés es promover el diálogo entre cultura y ciudadanía a través de la realización de acciones concretas diseñadas para tal fin. Tenemos un especial interés en la creación de un discurso que resulte tanto firme en sus intenciones como flexible en sus modos de ponerlo en práctica, donde el diálogo y la difusión de contenidos resultantes anden parejos”.
Ciutadans per una Cultura Democràtica i Participativa, utiliza como herramienta de expresión y comunicación, reivindica una mayor participación ciudadana en la definición de las políticas culturales y reclama políticas menos ancladas en supuestos impactos mediáticos al servicio de la promoción turística y más ligada al uso social. (“El activismo culturales organiza”, el País, Comunidad Valenciana, jueves 18 de julio de 2002).
“Aceptando pues que necesitamos algún tipo de intervención cultural pública, me apresuro a aclarar que ésta sólo me parecerá apropiada cuando dichas actuaciones estén dirigidas a facilitar la libre difusión de lo que socialmente se esté produciendo , encaminadas a la conservación de la memoria de lo que fuimos o cuando contribuyan a la formación integral y el desarrollo de las potencialidades creativas de los habitantes del territorio que administran”. (Domingo Mestre, Levante, 17 de mayo de 2002)… “ lo que en la Subsecretaría de Promoción Cultural están haciendo con los fondos públicos que gestionan no es promover la cultura de los valencianos, lo que están haciendo es una auténtica impostura cuyo único objetivo es el de producir la escenografía para la representación, en función continua, de un mega spot publicitario en el que ellos, lo que mandan, son los únicos protagonistas y beneficiarios.

Guerra Mítica: Es un colectivo que surge entre los estudiantes de la asignatura Proyectos II de la Facultad de Bellas Artes de San Carlos en el 2002-2003, y que se caracteriza por el uso de la diversión como factor político, y por la utilización de el recurso de la fiesta y el humor inmersos en la tradición valenciana.
La primera acción, la que da nombre al grupo, fue la realizada el 16 de abril de 2002 ante Capitanía General de Valencia. Cinco personas disfrazadas de ejecutivos y personajes de dibujos animados militarizados simularon regalar al Teniente General Ortuño la idea de vender el proyecto de la OTAN como un parque temático en vez de cómo un cuartel, y le asignaron un nombre que surge de la apropiación y tergiversación de un conocido parque temático del Mediterráneo.
Otra acción fue la marcha contra la posible transformación del Cuartel General de Bétera en una base de reacción rápida de la OTAN convertida en un desfile festivo caracterizado por la utilización del humor (en contra de la violencia) como herramienta de despiste, La marcha estaba encabezada por los superhéroes de Guerra Mítica: Master del Universo, Dinamita Man, La vengadora tóxica, y el capitán Bélico.
Sorolls de guerra, es una acción artística contra la guerra que simula un bombardeo de 5 minutos sobre la ciudad de Valencia. Se realizó un reparto de un CD en domicilios privados, bares y locales diversos con la grabación del sonido de un bombardeo entre los habitantes del Carmen para hacerlo sonar simultáneamente a las 12 de la noche del 31 de enero. Quien quisiera participar sólo tenía que poner el CD ese día a esa hora. La sorpresa fue la masiva participación de la población lo que denotaba un claro posicionamiento masivo contra la guerra de Irak.
Punto.com realizada en ARCO 2003, consistía en la pegada de puntos rojos (indicativos de obra vendida) en las obras expuestas.
Puesta de largo de María Democracia
La último acción la realizaron en el marco de las Jornadas Realitats de la Ciudat.
Coincidiendo con la rueda de prensa de la II Bienal de Valencia, Guerra Mítica ironizaba sobre toda la condición de espectáculo del evento utilizando simbología popular: narices de payaso, pancarta, banda sonora cirquense, etc.

Por la huerta es una asociación en defensa de la huerta valenciana, en contra de los contenedores y de los intereses industriales y empresariales que amenazan ciegamente de muerte la huerta valenciana.
Es uno de los colectivos que como el Salvem el Cabanyal surgen de la confrontación entre la conservación del patrimonio o el desarrollo especulativo de la ciudad.
Es interesante la apropiación de esta asociación de maneras o prácticas artísticas para reclamar atención sobre su problemática y ámbito de actuación. Realizaron, a modo de obra de Land Art la “rotulación” fuera de escala de la palabra PATRIMONI en la huertas, una vez que estas ya habían sido expropiadas.

Share

Drop a comment

Your email address will not be published.