Postcapital

. Política, ciudad, dinero. (Palau de del 12 de abril al 25 de septiembre, ). Un proyecto de:-, -Daniel García Andújar, -.

[slideshow=8]
Con el derribo del Muro de Berlín, y del bloque comunista, los países del Este europeo entraron en una fase que se denominó “poscomunista”.En apenas una década, este proceso diverso‚unas veces pacífico, otras veces violento (como sucedió en los países de la ex Yugoslavia)‚ concentró el foco de atención de programas, estudios, diagnósticos, teorías, alertas, críticas o aplausos por parte de analistas tan diferentes como Ralph Dahrendorf o Slavoj Zizek, Timothy Garton Ash o Grzegorz Ekiert, Vesna Pusic o Tibor Papp, John le Carré o Frederick Jameson, Antonio Negri y Michael Hardt…


Occidente, bajo un abanico de medidas de urgencia‚una versión posmoderna, y más tacaña, del antiguo Plan Marshall para Europa tras la Segunda Guerra Mundial‚, decretó un recetario económico, político y doctrinario con el fin de establecer el orden liberal en los territorios ex comunistas. Mediante terapias de choque‚el caso de Rusia‚, o a través de programas más moderados, los esfuerzos se enfilaron hacia la conversión de aquellos países al capitalismo y la economía de mercado. Todo ello según las pautas básicas de la democracia liberal y la reformulación de sus relaciones internacionales (vida bajo el dictamen del FMI, ingreso en la Unión Europea, afiliación a la OTAN…).
Apenas dos décadas más tarde‚diecisiete años para ser exactos‚ constatamos que, pese a las teorías del fin de la historia‚que presagiaban una aburrida y solaz eternidad al capitalismo‚, Occidente se encuentra en un proceso de cambios que recién comienzan a ser considerados en toda su magnitud. Desde la derecha y la izquierda, desde Robert Kaplan hasta el penúltimo reciclaje de Francis Fukuyama, pasando por Ulrich Beck u Oskar Lafontaine, la creencia de que el orden mundial se sostenía sobre una base segura comenzó a estallar de un modo preocupante.
Sin su pareja de baile en la era moderna (el socialismo), el liberalismo empieza a parecernos cada vez más ortodoxo y menos democrático. La antigua confrontación Este-Oeste ha dado paso al enfrentamiento entre Occidente y el mundo árabe, entre el cristianismo y el islam, entre democracia y terrorismo. Todo esto ha dado lugar a un nuevo mapa geopolítico cuyos inicios podrían situarse, cronológicamente, en los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.
En una frase: el Muro de Berlín ha caído, también,hacia Occidente. Y términos casi sagrados que protagonizaron el derribo de los gobiernos y las fronteras en los antiguos países del imperio comunista‚”solidaridad”, “transparencia”‚ quedaron enterrados entre los escombros de los antiguos muros y los cimientos de los nuevos que se levantan en la nueva política global. A esta situación la llamamos “postcapital”.

Share

Drop a comment

Your email address will not be published.