Daniel G. Andújar en el barcelonés Palau de la Virreina

Daniel G. Andújar en el barcelonés Palau de

La Virreina exposicions
JOSÉ LUIS MARTÍNEZ MESEGUER
Arte y letras
Información

Concebido conjuntamente por los artistas (La Habana, Cuba, 1967) y Daniel G. Andújar (Almoradí, Alicante, 1966) y por el ensayista (La Habana, Cuba, 1964), «. , , » es un proyecto que reflexiona mediante diferentes dispositivos (textos teóricos, instalaciones, documentos sonoros, recopilaciones documentales, vídeos) sobre las múltiples huellas o heridas dejadas por la caída del Muro de Berlín en la actual situación política de Occidente. La propuesta, que hasta el próximo 25 de septiembre se puede contemplar en el Palau de la Virreina (La Rambla 99) de , refiere el contexto histórico preciso, iniciado en 1989 hasta nuestros días, donde el liberalismo capitalista, una vez perdido su antagonismo durante la época moderna, parece buscar nuevos referentes de confrontación en los enfrentamientos entre Occidente y el mundo árabe, entre el cristianismo y el Islam, entre democracia y terrorismo. También se alude a la condición recién adquirida por la ciudad global contemporánea con funciones urbanas distintas, abandonada su posición de centralidad simbólica, es decir, ha dejado de ser capital de un país, un Estado, una nación o una comunidad. Para otorgarles un estatuto visual a todas estas cuestiones, «Postcapital» ha construido un espacio de exhibición en la sede del Palau de la Virreina cuyo recorrido aprovecha la propia simetría del edificio y que, en cierto modo, reformula metafóricamente las nociones de izquierda y derecha.

En la primera sala se debe elegir entre orientar su recorrido hacia el lado derecho, donde se encuentra una cartografía de logotipos publicitarios, discursos políticos, consignas publicitarias y skylines urbanos que disuaden de las bonanzas del capitalismo; o dirigirse al lado opuesto, donde se adentra por los pilares invisibles del Estado, a través del universo simbólico suscitado por las interpretaciones sobre el marxismo, cruzando el voyeurismo decadentista e inofensivo de la izquierda occidental contemporánea, entre el paisaje de tierra quemada del estalinismo. Como expansión hacia la realidad de estas dos visiones del mundo arquetípicas y, también, como puntos posibles de fuga respecto a la constricción personificada por cada una de ellas aparecen los dos pasillos laterales del edificio, que se convierten en sendas siluetas formadas por emblemas de partidos políticos vinculados con la izquierda y por una colección de mercados en los que se ofertan las más imprevisibles transacciones.

Al final se encuentran en tres grandes salas los espacios destinados al uso no codificado de la información. El archivo, con una ingente cantidad de materiales documentales consultables e imprimibles por parte de los usuarios. Una biblioteca con links a los temas tratados, publicaciones diversas, registros sonoros y visuales y una colección de sesenta libros de ensayo con sus críticas correspondientes. Por último, un ámbito de trabajo equipado con dispositivos tecnológicos de acceso a Internet, edición y reproducción documental que, además de acoger diferentes talleres y seminarios, pretende convertirse en un lugar donde proponer, confrontar y activar todo tipo de iniciativas promovidas.

Una obra, en el caso concreto del alicantino Andújar coherente con la línea planteada en sus trabajos, una suerte de desciframiento, descubrimiento o acceso para la ciudadanía a los mecanismos de la información: de los que se puede servir el poder para su control como pudimos apreciar en «La sociedad informacional » (Museo de la Universidad de Alicante, 2000); los sitios webs como plataformas de debate ciudadano sobre políticas culturales específicas y eventos artísticos diversos: www.e-valencia. org; www.-e-barcelona.org; www.e-manifesta. org; www.e-arco.org; www.e-toulousse. org; o la difusión del software libre Individual Citizen Republic Project: El sistema (Espai Zero, Olot, Girona, 2003/2004). Una esclarecedora exposición.

Share

Drop a comment

Your email address will not be published.