DEBAT: WIKILEAKS/WIKIREBELS

1 Comment

  1. 31/01/2011 - Reply

    # Wikileaks, Glasnost? Debate entre Daniel Andújar, Jesper Huor y Patrice Riemens

    Interesante resumen de la charla en http://dziga.insularo.net

    Tras sembrar el caos con mi bici haciendo slalom entre guiris y fervientes adoradores de motoristas (?), ayer conseguí llegar al debate Wikileaks, la Glasnost de la nostra època? en el CCCB. Con la cabeza puesta en algunos proyectos que nos ocupan a los isleños aquí reunidos, tomé algunas notas que pensé que podría ser interesante compartir.

    Tras la proyección del documental Wikirebels de Bosse Lindquist y Jesper Huor, se inició un debate entre Daniel Andújar, el propio Jesper Huor y Patrice Riemens (quien ha dejado escritas, junto a Geert Lovink, unas -en mi opinión fundamentales- doce tesis sobre Wikileaks que ayudarán a orientarse en el marasmo confuso de informaciones al respecto). El debate tuvo sus altibajos y una traducción simultánea infame, pero se trataron algunos temas interesantes.

    * Valoración histórica de Wikileaks: Andújar insistió en la importancia de entender Wikileaks como consecuencia de los cambios sociopolíticos introducidos por la comunicación en red a escala internacional desde finales de los 80′. Riemens cogió el hilo y rememoró sus años heroicos de hackeo ochentero junto a Geert Lovink y otros pocos que asumieron “el peligro de un conocimiento basado en el concepto de verdad” y que se lanzaron a la defensa activa de un Internet neutral, gratuito y basado en conceptos de democracia radical. En conexión con estos movimientos, Riemens valoró Wikileaks como el hecho más relevante en la historia de Internet: no sólo por su actividad concreta de filtración sino particularmente por su capacidad para atraer nuevas miradas (académicas, políticas, sociales) hacia el potencial de la red.
    * Centralidad de Julian Assange en la organización: [el documental de Lindquist y Huor es muy interesante a propósito de esta cuestión ya que aborda el cisma interno de Wikileaks que produjo la separación entre Assange y Daniel Domscheit-Berg por discrepancias en la forma de organización. Domscheit-Berg está trabajando en el lanzamiento del proyecto alternativo Openleaks.org] Riemens criticó la posición mediática de Assange, destacando que contradice el ideal de organización abierta y horizontal (modelo “open organizational”) perfectamente factible para desarrollar una actividad como la de Wikileaks. En este sentido, aplaudió la iniciativa de Domscheit-Berg, considerando que “Openleaks lleva más allá el modelo de Wikileaks“. Añadió, además, que la posición central de Assange está ocultando un hecho verdaderamente preocupante: la detención y tortura (que se podría considerar un caso de prisión política o de conciencia) de Bradley Manning, el soldado que ha facilitado la filtración de varios documentos sin obtener ningún beneficio personal a cambio.
    * Relación entre Wikileaks y los medios escogidos para publicar la última filtración: Andújar señaló un dato como poco curioso: elpais.com, que nunca fue líder de la prensa digital española, ocupa una posición de liderazgo desde el gran estruendo del cablegate. Huor defendió, en cambio, que Wikileaks necesita los grandes medios de comunicación. Primero, porque el material filtrado es muy complejo en su redacción y requiere una hermenéutica y presentación que una redacción de periodistas puede asumir. Segundo, porque la publicación a través de estos medios garantiza una protección mayor que la web particular de la organización.
    * Sospechas en torno a la financiación y contactos ocultos de Wikileaks: [algunos analistas autorizados, como Boaventura de Sousa Santos, han señalado la curiosa ausencia de documentos relativos a Israel en las filtraciones; en algunos casos esta sospecha ha desembocado en conspiranoias de medios como la red Voltaire] Andújar recordó que el profesor Michel Chossudovsky ha investigado a fondo la financiación de Wikileaks. Sus conclusiones no han aportado pruebas para la conspiración pero admite que el patrocinio no es del todo claro. Riemens se opone frontalmente a la teoría de la conspiración: “que Israel esté involucrado sería demasiado fácil”. Opina, en cambio, que la información concerniente al Mosad e Israel tiene en EEUU el más alto grado de clasificación y recuerda que ninguno de los documentos filtrados es Top Secret. Huor, por su parte, recordó que hay documentos israelíes en las filtraciones que abiertamente admiten que las hambrunas en Gaza son un arma útil para desgastar al enemigo. En cualquier caso, Riemens añadió que las operaciones concretas de Wikileaks son efectivamente caras, pero que su presupuesto corporativo no supera unos pocos cientos de miles de euros. Uno de los principales financiadores de Wikileaks, de hecho, es la Wau Holland Foundation, legalmente establecida en Alemania. En cualquier caso, Riemens apuntó que en breve Wikileaks publicará un informe de contabilidad completo que incluirá el sueldo de sus trabajadores. Concluyó que, si bien la financiación no es totalmente transparente, tampoco es completamente opaca.
    * Sobre los ataques de Anonymous: [Anonymous es un grupo de hackers que participa de un modelo de activismo clásico en Internet: los ataques de denegación de servicio, esto es, tumbar webs mediante la visita masiva automatizada] Riemens insistió mucho en diferenciar Wikileaks de Anonymous y señaló una controversia: si defendemos que la libertad de la red ha de ser total ¿se puede condenar que una empresa decida colaborar o no con determinados movimientos? Tal vez esta clase de ataques violan el principio de neutralidad de la red. Huor fue más allá al señalar que los ataques a empresas como Paypal son “infantiles y estúpidos” ya que la única supervivencia posible de movimientos como Wikileaks pasa por un cambio legislativo profundo. Andújar insistió en esta necesaria revisión de los niveles de protección: cambios legislativos, compromiso social y garantizar que el paso de la información al conocimiento sea lo más democrático posible.
    * Sobre la ocultación de algunos datos en las filtraciones por cuestiones éticas o de seguridad: algunos miembros del público discutieron los criterios de ocultación de informaciones peligrosas para individuos en los documentos filtrados. Huor consideraba que el problema es extremadamente delicado y tiene muchos matices éticos: recordó la filtración en 2008 de la lista de miembros del partido británico de extrema derecha BNP llevada a cabo por Wikileaks. Huor señaló que muchas de las personas citadas en la lista (que incluía funcionarios o policías) perdieron sus empleos sin haber cometido ningún delito excepto la pertenencia ideológica a este partido. ¿Era necesaria esta filtración? ¿Se puede sostener éticamente la publicación masiva de informaciones privadas de individuos?

    A modo de valoración global de Wikileaks, Andújar señaló su valor de modelo. Recordando los principios de la ética hacker, insistió en la comprensión del modelo de funcionamiento de Wikileaks para producir nuevas transformaciones y reorientaciones a partir de él. De hecho, Andújar dejó caer varios hilos muy muy interesantes: la transformación del panóptico foucaultiano que se está esbozando en las redes virtuales descentralizadas, donde el usuario tiene un doppelgänger, es vigilado y vigilante (watch the watchers!); la importancia de comprender históricamente la centralidad política del control de la información (y ahí recordó a ese Felipe II que desde su trono mueve un imperio clasificando papeles en Simancas y libros en El Escorial) y otras perlitas que me reservo para ir tirando poco a poco de ellas, más allá de esta transcripción marrana de notas.

    El final, fantástico. Mientras todo el mundo se despedía, el afable y barrigón Riemens cogió el micro de nuevo:

    Hack the state!

Drop a comment

Your email address will not be published.