Desde el corazón de la red, ‘Sistema operativo’ inicia la temporada 2015 en el Reina Sofía

JUANMA CUÉLLAR 20.01.2015 RTVE

“En las últimas décadas se produce una transición del espacio público físico a un espacio público ampliado, que es el que aparece cuando cuando irrumpen las nuevas tecnologías”, explica a .es Daniel G. Andújar, autor de , la primera la exposición ofrecida por el museo Reina Sofía en , que podrá visitarse entre el 20 de enero y el 4 de mayo.

Europa acaba de celebrar el 25 aniversario de la caida del muro de Berlín, y el autor se centra en un proceso puesto en marcha nítidamente “desde 1989, que es el año en que empezamos a hablar de globalización”, añade Andújar, que señala ese punto en el tiempo como “el inicio del postcapitalismo y el paso de una sociedad postindustrial a una sociedad informacional“.

¿Es la red un lugar donde ser libre o un lugar donde ser vigilado? ¿A quién ofrece mejor oportunidad la existencia y la presencia en la red? El creador reclama “la responsabilidad de los artistas a la hora de formular las preguntas” que desentrañen esta deriva. 

Sistema Operativo reúne 50 proyectos realizados desde 1992, la mitad los cuales son obras de nueva creación concebidas específicamente para los espacios del Reina Sofía.

Quienes somos, quienes son

La exposición comienza con los primeros proyectos e intervenciones en espacios públicos realizado por Andújar. Se exhibe la documentación de Estamos vigilando (1994), trabajo que consistió en escribir sobre la arena de la playa de San Sebastián eslóganes de gran tamaño con la leyenda “ESTAMOS VIGILANDO”. En este caso no se trata de vender productos, sino de fomentar que el público reflexione sobre los protocolos que controlan el espacio urbano.

En 1992 el autor investiga el concepto de “los otros” desde el proyecto Soy gitano. El artículo 14 de la Constitución declara la igualdad ante la ley sin discriminación. Andújar imprimió un cartel con el texto de ese artículo traducido al caló, la lengua gitana, superpuesto sobre la fotografía de un joven de esa etnia manchada de rojo. Convierte así a sus hablantes, ese colectivo, en los verdaderos emisores y receptores del mensaje.

En Individual Citizen Republic Project: El Sistema x-devian (2003), el vocabulario, discurso e ideario del universo asociado a la práctica del software libre, la ausencia de límites y la autonomía personal, quedan envueltos en la piel comercial del “producto deseable” para expresar un concepto: la estructura oculta del sistema.

En la red: Te veo, me ves, nos ven

La naturaleza de la red es la de los puntos interconectados. Un ánimo de crecimiento alienta las nuevas interconexiones. En términos de sociedades humanas, las siguientes conclusiones son las formas de interacción y la redistribución de activos, económicos y de influencia social. Luego, la tecnología sublima las posibilidades para dar a luz otro mundo.

“La red de los 90 eran una utopía de libertad“, afirma Andújar, que ve con claridad la naturaleza de extensión del espacio público que caracteriza internet. Pero vivir intercambiando choca con la vocación de gestion unilateral de las élites y “lo que parecía un campo sin puertas se ha ido cerrando hasta el extremo de que se intenta controlar como cualquier otro tipo de estructura institucional”.

“Las nuevas generaciones han adoptado un concepto de privacidad completamente diferente”, declara el artista, que propone como ejemplo “la certeza de que habrá un momento en que alguien llegará a presidente de los Estados Unidos y una empresa como Facebook podrá publicar un libro con su biografía personal detallada en imágenes que hoy en día serían impensables”.

Educación y poder

El poder que la tecnología entrega para abrir puertas al conocimiento (liberar) y construir también puede ser utilizado para someter y destruir. “Es una paradoja”, reflexiona Andújar, “como la del cuchillo sobre una mesa, que puede ser descrito como un arma para matar o como una ayuda para alimentarse y vivir”. Para él, “el sustrato educativo es lo determinante a la hora de dar uso a esos instrumentos”.

Cierra la exposición una gran sala dedicada a Pablo Picasso y a Guernica dividida en varios proyectos. Cuando el pabellón español de la Exposición Internacional de París de 1937 presentó el Guernica recién terminado, el interés de los visitantes se decantó por los pabellones alemán y soviético y su propaganda de estado nazi y comunista. 

En Guernica. CCTV Guernica (2014), una animación muestra cómo varios personajes singulares contemplan o interactúan frente a la famosa obra de Picasso, desde superhéroes al coyote de la famosa performance de Joseph Beuys. Las secuencias animadas se superponen con imágenes de la sala del Museo Reina Sofía donde está expuesto en la actualidad el cuadro.

Control y miedo

La sala dedicada al Guernica plantea una reflexión sobre el cuadro, la Exposición Internacional, la atrocidad durante la Guerra Civil Española y los contextos históricos y políticos durante esos años treinta, una época marcada por los fenómenos de masas y las dinámicas de la comunión colectiva que también están presentes en las redes actuales donde es fácil ser gregarios. El “hombre masa” de Ortega se traga al individuo.

Hace poco, el FBI desclasificó los denominados “ficheros Picasso”. La obra Guernica. Picasso comunista (2012) muestra en las paredes los ficheros que demuestran que la agencia siguió a Picasso desde que vivía en París en los años 40 debido a sus afiliación comunista.

La desclasificación es sólo parcial porque gran parte de la información es inteligible debido a que esos documentos están casi todos emborronados de negro, haciendo prácticamente imposible entender el conjunto. Las partes que no están tachadas cuentan una historia “alternativa” de Picasso como artista político.

Share

Drop a comment

Your email address will not be published.